Saltar al contenido
Trabajar.pro

¿Cómo ser árbitro de fútbol? Requisitos, sueldo y cursos

como ser arbitro

El mundo del fútbol levanta pasiones en nuestro país dentro y fuera del campo, sobre eso no cabe ninguna duda. Si eres un forofo del balompié y te gustaría ejercer el arbitraje, quizás quieras saber los requisitos que te harían falta, lo que cobrarías o si hay que hacer para ello un curso de árbitro.

Igual que tú, son muchas las personas que se preguntan cómo hacerse árbitro de fútbol, pero no te preocupes por eso, porque en este post vamos a darte toda la información necesaria si realmente quieres llegar a cumplir tu sueño de arbitrar.

Requisitos para ser árbitro de fútbol

como hacerse arbitro de futbol

Para ser aceptado por la federación a la hora de ejercer con el silbato en mano tienes que cumplir una serie de requisitos. En primer lugar debes hacer un curso de árbitro de fútbol para demostrar tus habilidades.

Una vez que lo hayas terminado podrás hacer tus primeros pinitos en el mundillo del arbitraje, al principio como “aspirante” (arbitrando en partidos infantiles) y luego haciendo “prácticas” (colaborando en partidos de juveniles). A partir de ahí ya podrás comenzar tu trayectoria como árbitro oficialmente.

Pero como es lógico la cosa no consiste tan solo en hacer el curso, ya que son más los requisitos necesarios para ser árbitro de fútbol. Vamos a ver cuáles son:

Actitud positiva

Bien es cierto que el fútbol enciende los ánimos y, visto desde fuera todo está muy bien, pero debemos tener en cuenta que la labor del árbitro en el partido no es tan sencilla. Aparte de la gran responsabilidad con la que carga, de todos es sabido que al árbitro muchas veces le llueven los insultos sobre el terreno de juego.

Por otro lado, no son pocas las ocasiones en que debe mediar entre jugadores de los distintos equipos que se enfrentan entre sí, cuando las salidas de tono hacen acto de aparición. De ahí que la actitud positiva en general sea una de las condiciones primordiales del árbitro y el único camino para progresar en su carrera.

Buen estado físico

Hablar del buen estado físico es hacerlo de otro requisito fundamental para poder ser árbitro de fútbol, por no decir que del más importante.

No debemos olvidar que un árbitro corre unos doce kilómetros más o menos en un partido de élite. Por tanto, necesita tener una buena preparación para llegar en buena forma al final de cada encuentro.

En consecuencia, sus condiciones físicas deben asemejarse a las de un buen deportista, (al margen de la especialidad deportiva), de lo que se deduce que no todo el mundo podría dedicarse a esto.

De entrada, el aspirante debe superar una serie de pruebas que permitan evaluar sus condiciones. Estas pruebas difieren ligeramente entre ambos sexos y vamos a ver de qué se tratan:

Las mujeres han de realizar 6 sprints de 40 metros en 8’15 minutos y correr 2.000 metros en carrera de fondo en 9’45 minutos. Los hombres disponen de 6’05 minutos para los sprints y de 9’00 minutos para la carrera.

Por otro lado, se evalúa la rapidez con la que pueden cambiar de movimientos. Este ejercicio consiste en realizar sprints diagonales combinados con carrera en zig-zag, hacia atrás y a los costados. 

En resumidas cuentas, si estás pensando en presentarte a las pruebas para árbitro de fútbol debes llevar a rajatabla un entrenamiento diario de un par de horas para alcanzar unas condiciones físicas que te garanticen superarlas con éxito.

Capacidad de observación y rapidez para dar veredicto

La capacidad de observación y la rapidez para dar un veredicto en una situación fronteriza es, claramente, otro factor que se mira con lupa en este campo (nunca dicho tan al hilo).

Un buen método para prepararse de cara a esta parte de las pruebas es analizar de forma exhaustiva los partidos, para saber diferenciar qué es una infracción de lo qué no lo es.

Tal vez te estés preguntando cómo se realiza esta evaluación. Pues bien, en este caso, en la escuela de árbitros te plantearán una serie de hipotéticas situaciones fronterizas y te pedirán que des tu veredicto. Aquí entrarán en juego tu perspicacia y buen criterio para demostrar que reúnes las cualidades necesarias.

Edad mínima y máxima

Como si de ejercer cualquier profesión hablásemos, el árbitro de fútbol tiene que tener una edad comprendida dentro de unos límites. ¿De qué arco estamos hablando?

Recuerda que partimos siempre de la base de que antes de ponerte a dar carreras por el campo pitando y sacando tarjetas tendrás que haber superado los cursos de árbitros de fútbol. Dicho esto, te aclaramos lo de las edades, que también tienen sus matices

La edad mínima para apuntarse en un curso de arbitraje es de 14 años. Ahora bien, algunas Federaciones exigen que el candidato tenga 16 años como mínimo. El Comité de Árbitros de la Federación en la que se realiza el curso es quien se encarga de escoger el material necesario y de la formación de los alumnos. 

Para no perder el hilo, en el siguiente apartado te explicaremos los pormenores de estos cursos (esa es otra historia), porque ya hemos visto la edad mínima, pero ¿y la máxima?

La edad máxima suele estar entre los 26 y los 29, y aquí, como ves, también es variable. Dependerá de la Comunidad Autónoma en la que te inscribas para realizar el curso que te coloque en la pista de despegue, rumbo a tu gran sueño.

¿Qué cursos habilitan para ejercer como árbitro?

como hacerse arbitro de futbol

Te decíamos al comienzo de nuestro post que estábamos aquí para explicarte paso a paso cómo ser árbitro de fútbol, y a lo largo de este ya habrás descubierto la importancia de los cursos para ejercer las funciones que le corresponden. Profundicemos en ese asunto ahora.

En primer lugar, debes acudir a la federación autonómica que más te interese para conseguir aquella acreditación que te exigirá la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y que te otorgará el Comité Técnico de Árbitros (CTA) pertinente, una vez superados los cursos en cuestión.

Para tu información, las clases comienzan en septiembre. Siendo así, debes presentarte antes de esa fecha para llegar a tiempo de matricularte. Los cursos de iniciación tienen una duración de tres meses, y una vez que los acabes podrás empezar a inscribirte en los exámenes para ir promocionando y consiguiendo oportunidades laborales de acuerdo a tus capacidades. ¿En qué consisten dichos cursos?

Parte teórica

La teoría es una de las dos ramas en que se divide el curso. En esta materia aprenderás con todo detalle las reglas del juego. Otro de los objetivos que persigue la parte teórica es que se agudicen tus sentidos a la hora de analizar las diferentes situaciones con las que te encontrarás (estresantes, muchas veces), para que tomes las decisiones adecuadas en un breve período de tiempo.

Parte práctica

En la parte práctica no solo te someterán a una serie de ejercicios diarios a fin de que te mantengas en forma y puedas rendir correctamente, sino que te enseñarán también a levantar actas.

Como posiblemente ya sabrás, esto es algo que un árbitro tiene que hacer una vez fuera del terreno de juego, cada vez que un partido finalice. Para la redacción de las actas se necesita dominar un lenguaje preciso que todo árbitro debe conocer y usar de manera correcta.

Ya has visto en qué consisten los cursos y lo que se aprende en ellos. Pues bien, actualmente  existen muchas academias afiliadas a las Federaciones que imparten el curso para conocer a la perfección la labor de estas figuras indispensables en un partido, con lo cual no tendrás pegas a la hora de encontrar dónde aprender esos secretillos que esconde el árbitro de fútbol.

Por si no lo sabías, en España hay, además, un programa llamado “Talentos y Mentores”, que viene a ser algo así como un proyecto para formar y monitorizar las aptitudes de los aspirantes a árbitro.

Año tras año se seleccionan los mejores árbitros del país para otorgarles oportunidades laborales, si bien estos candidatos son sometidos a una serie de pruebas físicas, así como de comunicación, que deberán superar. En cuanto a esto de la comunicación, deberán saber expresarse por escrito y verbalmente, tanto en español como en inglés.

Aparte de estas pruebas se enfrentarán a algunas otras orientadas a la calificación del perfil psicológico. Con ellas se pretende comprobar que están preparados para aguantar la tensión típica que recae sobre ellos durante el juego.

A través del enlace que te facilitamos a continuación obtendrás información detallada sobre cursos que se adapten a tus necesidades, en función de tus intereses y de tu preparación a la hora de meter la cabeza en esto del arbitraje. Tan solo tienes que pinchar el siguiente link.

¿Qué requisitos debo cumplir para hacer el curso de árbitro?

curso de arbitro de futbol

De algún modo, en el apartado de los requisitos para ser árbitro de fútbol ya hemos tocado algunas de las condiciones que vamos a citarte ahora y que deberás reunir a la hora de hacer estos cursos, ya que son factores comunes. Echémosles un repaso y veamos otras cuestiones igual de importantes…

Tener la edad adecuada

Como veíamos antes, los límites de edad para ser árbitro varían en función de la Comunidad Autónoma. La misma norma se aplica si de hacer un curso de árbitro de fútbol se trata, es decir, entre 14 y 16 años es la edad mínima requerida y entre 26 y 29 se fija la máxima.

No tener ninguna ficha en un equipo de fútbol

Dicho así sin más quizás resulte un poco chocante, pero en realidad no lo es. Lo que se pretende con esto es que el compromiso y la imparcialidad por parte del candidato queden garantizados.

¿Te imaginas a un árbitro afiliado al Atleti (y forofo total de este equipo) arbitrando un partido entre el equipo rojiblanco y el Real Madrid, por ejemplo? Mejor ni pensarlo, ¿verdad? Si te hemos puesto este ejemplo es para que entiendas la importancia de esta premisa.

Abonar el dinero correspondiente

De la misma manera que si concurrieras a unas pruebas de selectividad o a unas oposiciones determinadas (que conllevan el abono de unas tasas), para poder presentarte al examen del curso de árbitros tendrás que abonar a la Real Federación Española de Fútbol una cantidad aproximada de 100 euros.

Superar las pruebas físicas

Las pruebas de resistencia y de velocidad divididas por sexo son otros de los aspectos que ya hemos tratado con anterioridad (véase el apartado BUEN ESTADO FÍSICO para recordarlas).

Categorías de árbitro de fútbol

curso de arbitro de futbol

La única vía posible para comenzar tu aventura como árbitro de fútbol es haber obtenido una acreditación de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), tras haber finalizado exitosamente el curso de arbitraje.

Con el título en la mano ya puedes empezar tu carrera, pero no olvides que tu futuro dependerá también de tu capacidad de promocionar, si lo que pretendes es alcanzar la cima del fútbol profesional. ¿Quieres saber cómo se divide la escala de promoción hasta llegar a Primera División? Entonces, sigue leyendo…

Auxiliar

Un árbitro auxiliar está capacitado nada más que para arbitrar partidos de equipos pertenecientes a las categorías de alevines e infantiles.

Juvenil 

En este caso, el árbitro puede desarrollar sus funciones entre equipos tanto de cadetes como de juveniles.

Ámbito regional 

Aquí ya la cosa empieza a ponerse interesante, ya que el árbitro puede actuar en partidos de 1ª y 2ª Regional.

Ámbito nacional 

En definitiva, lo más de lo más, pues estamos hablando de la facultad para arbitrar partidos de 1ª, 2ª y 3ª División.

Supongamos ahora que quieres ejercer tu carrera como árbitro en el extranjero. En ese caso, deberás demostrar tus capacidades en el territorio nacional e ir ascendiendo pasito a pasito.

¿Cuánto cobra un árbitro de fútbol?

curso de arbitro de futbol

Estamos convencidísimos de que otra de las cosas que te interesará saber es cuánto cobra un árbitro de fútbol, como sucede con cualquier otra actividad profesional.

La verdad es que el sueldo de un árbitro irá en función de su trayectoria y de las oportunidades laborales que se le hayan presentado y que haya sabido aprovechar. A propósito de sueldos, España es uno de los países en el que este oficio está mejor pagado.

Así pues, en la máxima competición, el sueldo de un árbitro ronda los 18.000 euros mensuales, a desglosar de la siguiente manera: un sueldo base de 10.000 euros brutos, más unos 3.438 euros por cada partido (al mes, suelen arbitrar dos partidos oficiales). El resto proviene de dietas, viajes y suplementos que dependerán del contrato y de las responsabilidades a asumir

En resumen, si te lo montas bien y logras una buena promoción, pasados unos años puedes estar cobrando unos 200.000 euros anuales. Suena bien, ¿a que sí?, pero no nos engañemos, porque no todos los árbitros cobran tanto

De hecho, conviene apuntar que los sueldos son desproporcionados entre las diversas categorías. Sirva de ejemplo que los asistentes cobran 1.440 euros al mes y que a eso habría que sumar dietas, viajes etc., pero ni por esas llegan a cobrar la mitad siquiera de lo que ganan los árbitros de la élite del fútbol.

Y ojo al dato si tienes en mente ser árbitro en el extranjero. Para no ir más lejos, debes saber que en Inglaterra los sueldos son todavía más estrafalarios

Los honorarios de un árbitro de la Premier League están en torno a 24.000 euros al mes, pero, a diferencia de lo que le ocurriría en España, aquel debe dedicarse en exclusiva a esta profesión (en nuestro país no existen requisitos y el trabajo de árbitro puede compatibilizarse con otros).

Hasta aquí nuestro post, que esperamos te haya sido de utilidad. Te animamos a perseguir tu sueño y te deseamos toda la suerte del mundo para que podamos verte en televisión dando carreras por el césped de los grandes estadios.

¿Cómo ser árbitro de fútbol? Requisitos, sueldo y cursos
5 (100%) 1 vote[s]