Saltar al contenido
Trabajar.pro

Ventajas y desventajas de trabajar en el extranjero

ventajas y desventajas de trabajar en el extranjero

Como a muchas personas, tu sueño es ir a trabajar fuera de España un tiempo. Ya sea porque quieras expandir tus horizontes, darle un impulso a tu currículum o simplemente conocer el mundo, debes saber que emigrar por trabajo es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Y la razón es muy sencilla. Trabajar en el extranjero puede ser genial, pero a ratos también puede convertirse en una experiencia difícil de llevar.

Si estás decidido a conocer de primera mano lo que significa trabajar en el extranjero, esta guía te será de ayuda. Pero algo sí es seguro: no serás la misma persona que eras antes de partir.

10 beneficios de trabajar en el extranjero

Empecemos por las cosas buenas que traerá a tu vida trabajar fuera de España. Moverse a otro país, ya sea porque lleves tiempo buscando un empleo afuera o simplemente porque la oportunidad se ha presentado repentinamente, es una experiencia de crecimiento personal que no tiene comparación. Y aquí hay algunas razones por las que deberías intentarlo.

1. Mejorar habilidades lingüísticas

Irse a trabajar a al extranjero implica aprender o perfeccionar un idioma diferente al español. Incluso si decides trabajar fuera de España sin saber ese idioma, te verás forzado a comprender una segunda lengua. Paradójicamente, la gran ventaja de esta situación es que la necesidad de expresarte en otro idioma hará que te esfuerces aún más en aprenderlo.

Aparte, ser bilingüe es considerado por muchas empresas como una habilidad de alto rendimiento. Sobre todo si estás buscando empleo en alguna multinacional o si quieres lograr un ascenso mucho más rápido. ¿Lo mejor? La práctica constante será de gran ayuda.

2. Mejorar habilidades de comunicación

Las habilidades comunicativas abarcan mucho más que el habla. También incluye la destreza social y la inteligencia interpersonal, dos soft skills que serán de gran ayuda si tu meta es salir del país y mantener un empleo en otras latitudes.

Pero por sobre todas las cosas, trabajar en el extranjero te permitirá comunicarte de una manera más efectiva. Incluso te ayudará a ser más persuasivo y eso siempre resulta una habilidad deseable, especialmente en cargos gerenciales o que demanden trato directo con el público.

3. Ganar insights sobre otra cultura

trabajar fuera

Hay ciertos elementos sobre la cultura de un país que solo puedes comprender por completo estando allí. Por ejemplo, no es lo mismo conocer la puntualidad suiza por referencias que hablar con base después de vivir allí un año. Esto también aplica para otras cosas, como la cultura de trabajo o el trato hacia el extranjero. Incluso para conocer de primera mano cómo son las personas que habitan en ese lugar.

Esto también tiene otras ventajas. Por ejemplo, podrás entender mejor las expresiones artísticas del país donde estás, sus tradiciones e incluso su jerga. Y a su vez, ampliarás tu visión del mundo.

4. Ser una persona emprendedora

trabajar fuera de españa sin idiomas

Ir a trabajar al extranjero requiere de mucho coraje y decisión. También implica salir de la zona de confort para emprender una aventura en un entorno desconocido, completamente nuevo, y esto a su vez necesita de mucha madurez e independencia.

Estos atributos no solo son valorados por los gerentes de Recursos Humanos de una empresa, sino que también generan confianza en las personas que te rodean, ya que les permiten percibir que eres capaz de correr riesgos, tomar decisiones de peso y por supuesto, evolucionar.

5. Tener una mentalidad global

ir a trabajar al extranjero

Salir a trabajar en el extranjero es la mejor manera de expandir los horizontes y abrir la mente. Aparte, te será de gran ayuda para tener otra visión de la vida, mucho más amplia y libre de prejuicios. Y eso es un gran atractivo a nivel gerencial, ya que al conocer la percepción de otras personas en el mundo, los analistas de RRHH verán en ti a un candidato ideal.

Algunas compañías incluso pueden ver en ti a un empleado capaz de aprender con mayor facilidad de negocios internacionales y por supuesto, de capacitarse en otro país.

6. El fomento de una red global de contactos

ventajas de trabajar en el extranjero

Al trabajar fuera de España conocerás personas de otros lugares, y con ellos expandirás tus contactos profesionales. Esto no solo será un incentivo para relacionarte con los otros. También te servirá para ampliar tus opciones laborales en otras latitudes, incluso una posible recomendación.

Esta práctica se conoce como networking y es una de las maneras más efectivas para mantener el trato con colegas de otros países, y a la vez, ¿por qué no?, conservar amistades.

7. Posibilidad de salarios más altos

beneficios de trabajar fuera de españa

Seguramente has escuchado que los profesionales que se desempeñan en el extranjero perciben un ingreso mucho mayor que si trabajaran en su país de origen. Aunque por lo general esta regla se aplica en profesiones específicas, como una ingeniería, sí es cierto que hay una diferencia salarial notable entre una persona que ha trabajado afuera y otra que solo ha desarrollado su talento localmente.

Incluso algunas compañías ofrecen incentivos como primas por antigüedad, bonificaciones o incluso ciertos beneficios, como la colegiatura de los niños, en caso de haberlos, vivienda o viáticos.

8. Oportunidades de viajar

viajar para trabajar

Estando en el extranjero te será mucho más fácil desplazarte a otras partes. Por supuesto, esto te permitirá desarrollarte todavía más y obtener nuevos conocimientos. Las capacitaciones en otros países son frecuentes, sobre todo si tu meta es trabajar para alguna compañía multinacional.

A esto también se le suman otros viajes por placer, como por ejemplo, los que hagas en tus vacaciones o incluso los cursos de formación que hagas por tu cuenta para expandir conocimientos.  

9. La experiencia de crecimiento personal

desventajas de trabajar fuera de españa

Al tener contacto con otras culturas fuera de España obtendrás una mejor comprensión del mundo, así como el conocimiento de diferentes áreas, tanto personales como laborales. Vivir en el extranjero te permite salir de tu zona de confort y enfrentarte a retos que te hagan crecer. A la larga esto te transformará en un mejor ser humano.

Por si fuera poco, también desarrollarás cualidades como la resiliencia y la adaptación.

10. Mejorar las perspectivas de futuro

trabajar fuera de españa ventajas

Al trabajar en el extranjero agregas a tu currículum experiencia laboral que te hará destacar entre los demás. Además, el contacto con otras culturas, así como el desempeño en un campo laboral foráneo siempre es bien apreciado entre los reclutadores.

En suma, no solo crecerás como persona. También expandirás positivamente tus horizontes profesionales.

10 inconvenientes de trabajar fuera de España

inconvenientes de trabajar en el extranjero

Por supuesto, no todo es fácil cuando se decide emprender la aventura de irse a trabajar al extranjero. Como a veces pasa en la vida, hay situaciones difíciles de enfrentar y que requieren mucha madurez. Como por ejemplo, las que te mencionamos aquí.

1. Lejos de los tuyos

desventajas del trabajo fuera

Estarás a kilómetros de casa, con pocas o quizá ninguna cara conocida. Tus amigos y familia estarán lejos de ti y en ocasiones querrás contarle a alguien cómo te sientes y no podrás hacerlo. Esta es tal vez la parte más dura de emigrar por trabajo, ya que no hay una preparación psicológica previa. Simplemente toca adaptarse de la mejor manera posible.

¿Lo más difícil de todo? No sabrás con certeza por cuánto tiempo se extenderá tu estancia en el extranjero.

2. No serás nadie

soledad por trabajar fuera

Tu experiencia, popularidad e incluso tus contactos no servirán de mucho, e incluso a veces despertarás recelo tan solo por ser extranjero. Al buscar suerte en otro país nadie te conoce, ni sabe de ti o de tu pasado. En algunos casos puede ser una ventaja, pero también puede ser muy duro.

Como consejo, mantente siempre positivo. Aprovecha las ventajas de tu situación, que no son pocas. Esfuérzate por dar la mejor imagen de ti y de actuar de manera correcta.

3. Adaptación al nuevo destino

como adaptarse al extranjero

Al viajar por trabajo tendrás que asimilar otra cultura diferente a la tuya. Incluso puede que tengas que acatar normas de conducta que no tienen que ver con lo que hasta hace poco considerabas correcto. En ocasiones puede ser un proceso relativamente sencillo, como al cambiar de un país europeo a otro. Otras veces puede costar más, especialmente si cambias de continente.

Sin embargo, debes poner todo tu empeño en integrarte. Aunque no es fácil, esta actitud es clave en tu proceso adaptativo.Y sobre todo, la ventaja adicional es que te ayudará a desarrollar una mente más abierta.

4. Te costará ahorrar

ahorrar en el extranjero

No solo porque primero tendrás que estabilizarte, sino porque también tus gastos serán diferentes. Si a esto le sumas los costes por trámites legales que podrías requerir, entonces tus necesidades ocuparán el primer lugar de la lista, desplazando al ahorro. La mayor dificultad viene cuando manejas un cono monetario diferente al que conocías. Entonces tendrías que añadir también el proceso de familiarización con la nueva moneda.

No te presiones si esto ocurre. Como puedes ver, es más común de lo que parece. Una vez que te hayas estabilizado será mucho más fácil iniciar un fondo de emergencias.

5. Comprender las leyes y normas locales

leyes en el extranjero

Según el país al que vayas, las leyes pueden cambiar, así como su interpretación. En muchos casos las diferencias pueden ser apenas perceptibles, en otras no tanto. Si tu meta es ir a un país de la Comunidad Europea debes recordar que las políticas de salud o educación pueden variar, ya que se rigen por legislaciones diferentes.

Si te mudas a un país como China, Japón o alguna nación árabe el cambio será aún más drástico, sobre todo por el choque cultural. Tenlo en cuenta antes de iniciar tus planes.

6. Desconfiarás a ratos de tus propias capacidades

trucos para encontrar trabajo en el extranjero

La vida en el extranjero puede ser dura, a veces complicada y llena de pequeñas dificultades, como por ejemplo, perderte en una ciudad que no conoces o experimentar lo difícil que puede ser adaptarte al clima, a los husos horarios, e incluso a la cultura. Es muy común que estos inconvenientes te hagan creer que no sirves para trabajar en el extranjero. Pasará no una, sino muchas veces.

En todo caso, no debes desesperarte. La adaptación es algo que se logra con el tiempo y no es un proceso inmediato. Ten paciencia. Al final descubrirás que lo lograste.

7. Peligro en la relación que tienes con tu pareja

ventajas de pareja en el extranjero

Una de las pruebas más duras que atraviesa una relación de pareja es la adaptación a un país diferente. Esto se debe a varias cosas, como por ejemplo el hecho de que estaréis solos, que posiblemente  su nivel educativo sea diferente e incluso que uno de los dos no trabaje. Sin embargo, existen maneras de sobrellevar esta situación, principalmente a través de la comunicación franca y directa.

La gran ventaja de todo esto es que así como algunas relaciones no resisten el embate de buscar trabajo en el extranjero, muchas otras por el contrario, se consolidan y se hacen más fuertes. Aunque sí es bueno que sepas de manera consciente que no será fácil.

8. Las fiestas tradicionales ya no serán lo mismo

trabajar en navidad en el extranjero

Los días festivos cambiarán, como seguramente lo haga en algún momento tu huso horario. Puede que conserves algunas fechas, como Navidad o Nochevieja, pero muchas desaparecerán. También pasará lo mismo con los cumpleaños. Ya sea porque tu familia y amigos estén lejos o porque tengas que hacer horas extra, una vez que vayas a trabajar en el extranjero el cambio en estas celebraciones será notable.

Afortunadamente, para todo lo demás existe Internet, y con ella la posibilidad de mantener contacto en las fechas especiales.

9. Extrañarás muchísimo algunos sabores de tu país

comida en el extranjero

Y tendrás que asumir que no todos aman la tortilla de patatas, que en algunos lugares se come con muchísimo picante o que hay personas que consumen proteínas que difícilmente considerarías en tu dieta. Ir a trabajar fuera de España también significa despegarte de una memoria gastronómica que te acompaña prácticamente desde el nacimiento.

En cambio atesorarás cada lugar donde consigas dulces que te recuerden a tu hogar o cualquier restaurante donde encuentres tu plato favorito. ¡Y contarás los días para probarlos de nuevo!

10. Tu sentido de «hogar» mutará, incluso lo perderás

trabajo fuera de españa

Algo que aprenderás en tu estancia fuera de España es que puedes conformar un hogar solo con la gente que te rodea. Las calles, locales y sitios que conocías darán paso a nuevos lugares. Tampoco dudarás en tomar empleos que te lleven aún más lejos. Incluso perderás el miedo a mudarte y posiblemente cambies de residencia varias veces.

Pero en este aspecto no todo es malo. También valorarás las nuevas amistades y harás esfuerzos por regresar a casa siempre que puedas. La única diferencia es que aprenderás a verlo todo desde el matiz del desapego. Y si te lo preguntas, no se trata de desarraigo. Simplemente habrás aprendido -y de la mejor manera- que en la vida todo pasa.

Más Consejos para poder Trabajar en el Extranjero:

Ventajas y desventajas de trabajar en el extranjero
5 (100%) 4 vote[s]