Saltar al contenido
Trabajar.pro

Cómo preparar una entrevista de trabajo

La idea es que, mediante una conversación entre el empleador y el postulante, se logren determinar las cualificaciones que puede tener este último a razón del ofrecimiento de un empleo, por supuesto siempre teniendo presente cuáles son las necesidades tanto de la compañía como del candidato.

La intención de que conozcas lo que es una entrevista de trabajo, al igual que cualquier otra habilidad adquirida, es que puedas tener en consideración algunas medidas que te permitan lograr el objetivo que deseas y prepararte de la mejor manera posible.

¿Qué Necesitas?

Cómo prepararse para una entrevista de trabajo

Todo trabajador aspira a poder encontrar el empleo de sus sueños. Seguro que en tu caso es igual, y quieres uno dónde te sientas valorado, en el cual sean puestas a pruebas tus capacidades y habilidades, y desde luego un trabajo que te dé buenos beneficios socioeconómicos. Pero para lograr obtener ese anhelado puesto, el primer paso que debes superar es la entrevista de trabajo.

Es probable que ya hayas realizado varias, siempre con el mismo resultado: ya te llamaremos, y aún estás esperando que suene tu móvil. Pero tranquilo, si sigues leyendo, encontrarás algunos consejos que te ayudarán a entrar en esa compañía que tanto deseas.

La entrevista de trabajo es el paso más importante, es tu carta de presentación más personal. Es la mejor oportunidad que tienes de dar una buena impresión y hacerle entender a la empresa que eres el candidato que están buscando.

Aquí encontrarás los pasos que debes seguir para poder impresionar a tu entrevistador, desde el lenguaje corporal y verbal, hasta cómo controlar los nervios que tanto daño hacen.

Cómo comportarse durante la entrevista de trabajo

Cuando se habla de comportamiento en una entrevista de trabajo, lo más importante es que ningún detalle se deje al azar, en otras palabras, es fundamental que te prepares muy bien para ofrecer una buena impresión.

Lo que debes tener presente es que la intención de este proceso es venderte a ti mismo, por eso ten presentes algunos de los aspectos que te servirán en el momento de prepararte para la ocasión, así que presta atención:

Comunicación verbal

  • Debes tener siempre un tono de voz adecuado y claro, siempre procura responder de una manera que muestre seguridad.
  • En ocasiones no es fácil. Sin embargo, debes tener estar tranquilo, sereno y mantenerte firme en todo momento, sin llegar a ser prepotente, ya que eso podría ser perjudicial.
  • Evita a toda costa el lenguaje informal. Recuerda que debes ser muy profesional, no tutees a tu entrevistador (a no ser que te dé permiso) y mucho menos utilices jerga coloquial mientras dure la conversación.
  • No quieras decir palabras rebuscadas que lejos de ayudarte, te hagan quedar mal. Utiliza un lenguaje claro, preciso y conciso.
  • Si te han llamado es porque tu currículum les ha parecido atractivo, por eso es fundamental que lo que vayas a decir durante la entrevista sea acorde a lo que dice tu CV.
  • Lo mejor es que antes te tomes un tiempo para investigar la empresa. Si tiene locales comerciales, entonces visítalos para conocer su procedimiento. Si tienen página web, entonces verifica cómo es, así hablarás el mismo idioma que tu entrevistador.
  • En el momento de la reunión, normalmente buscan a alguien que haya sido entrenado en el mismo cargo, por eso al momento que te estén haciendo las preguntas, aprovéchalas para comentar tu experiencia en cargos similares, pero con mucho cuidado de no exagerar, ya que puedes parecer petulante.
  • Si por el contrario, careces de experiencia, no debes sentirte mal y mucho menos hacerlo notar durante la entrevista. Por eso lo mejor es que bajo ningún concepto utilices palabras como: “yo no lo he hecho”, “no tengo la experiencia” o “es una lástima que yo no”.
  • Pero por el otro lado, hay palabras que marcan la diferencia, pues son demostración de astucia y fuerza, así que debes procurar ponerlas en tus discursos: eficacia, reto, compromiso, confianza, responsabilidad, garantía, experiencia, futuro…
  • Cuando llegue el momento más delicado, la pregunta que puede hacer caer todo es: ¿Cuánto aspiras a ganar? Lo mejor es que investigues antes cómo es el mercado en esa área, pregunta 1 amigos o por Internet y así tu propuesta no quedará fuera de lugar.
  • Y finalmente, bajo ninguna circunstancia mientas en tu currículum o durante la entrevista de trabajo. Eso sería fatal, ya que si llegan a descubrir el engaño, quedarías inmediatamente fuera del proceso.

Comunicación no verbal

  • No es fácil aplacar los nervios, sobre todo si se trata de una entrevista de trabajo, pero es necesario que proyectes una imagen segura en todo momento. Debes estar pendiente de tener una postura recta, no muy entusiasmado y saber en qué momento de la conversación utilizar las manos para demostrar mayor fuerza a tus palabras.
  • Fundamental, no mastiques chicle, no fumes, no comas y no bebas durante la duración del proceso.
  • Un apretón de manos firme da una impresión de fortaleza positiva y profesionalismo.
  • Siempre mantén la vista puesta en con la persona que te habla.
  • Sonreír siempre ayuda a verse y sentirse más natural, pero no vayas a exagerar.
  • No hables demasiado durante la charla, haz pausas y por supuesto, no interrumpas al entrevistador.
  • Escucha muy bien, tu concentración debe estar 100% en lo que te dicen, de esta manera podrás responder bien a las preguntas o planteamientos que te hagan.
  • Al finalizar, vuelve a dar la mano de manera firme, agradece el tiempo que te dedicaron y despídete del o de los reclutadores por su nombre.

Cómo responder a las preguntas en una entrevista de trabajo

Es común que las empresas utilicen varios tipos de preguntas para la gran cantidad de entrevistados que pueden tener para una sola oferta, así logran encontrar de manera más fácil, filtrando candidatos, el empleado que están buscando.

A continuación encontrarás una serie de preguntas que posiblemente tendrás que responder. No es necesario que las aprendas y las repitas luego de manera mecánica, solo es una guía que te ayudará para saber cómo contestar.

¿Por qué deberíamos seleccionarte a ti y no a otro candidato?

Nunca en una entrevista te debes comparar con otro candidato, ni para bien ni para mal, solo debes resaltar en todo momento, tu experiencia, tus conocimientos, tus competencias y aptitudes. Destaca de igual manera que estás en disposición de adaptarte, comprometerte y aprender de la compañía.

¿Cuáles son tus defectos y virtudes?

Siempre procura utilizar respuestas creíbles. Hace algunos años la típica frase cuando preguntaban por los defectos era decir: “soy perfeccionista” o “soy muy exigente”, pero ese estilo de respuestas ya quedaron obsoletas, lo mejor es que lo transformes en una oportunidad.

Y a la hora de hablar de las virtudes, lo ideal es que demuestres que eres decidido y positivo, resalta tus competencias personales que ayuden en el empleo.

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

La intención es conocer tus metas y proyectos a mediano plazo, sobre todo a nivel profesional, no seas tan específico, lo mejor es ser más genérico, resaltando que lo que deseas es que esta oportunidad de empleo te ayude con tu desarrollo personal y profesional.

¿Por qué quieres trabajar en nuestra empresa?

Teniendo en cuenta de qué se trata la empresa y conociendo un poco su funcionamiento después de la investigación previa, esta pregunta aunque difícil, será más cómoda responderla. Lo ideal es que tus ideas vayan dirigidas a lo que deseas lograr en la empresa como profesional a largo plazo.

Si le pregunto a un antiguo compañero de trabajo, ¿qué me diría sobre ti?

No es fácil poder saber lo que otros piensan de ti, sin embargo, procura antes de iniciar con el proceso de reclutación de personal, preguntarles a excompañeros de trabajo, de clases o amigos cuál es su opinión respecto a ti. Por supuesto que sea una respuesta que vaya en sintonía con el puesto que estás buscando.

¿Tienes alguna pregunta?

Ten presente algunas preguntas que sean de interés antes de ir a la entrevista, aunque algunas efectivamente se te responderán a medida que pasa la conversación, seguro quedarán otras en el aire, demuestra interés en el puesto con interrogantes adecuadas.

Las 7 preguntas que te recomendamos aprender

Anteriormente se dijo que cuando el reclutador te diga ¿tienes alguna pregunta? Deberías hacer algunas que demuestren tu interés por el puesto al cual te estás postulando. Ahora te ofrecemos algunas interrogantes que puedes hacer durante tu entrevista, toma nota:

1.    ¿Cuáles serían mis responsabilidades en este puesto?

Esto demuestra que estás preparado para asumir las responsabilidad y tu mirada ya está fija en ese puesto.

2. ¿Ofrece la empresa formación continua?

Siempre que demuestres interés en aprender puedes dar una buena impresión, sobre todo en el caso de un empleo. Eso da a conocer tus ganas de ampliar conocimientos.

3. ¿Cuál es el siguiente paso en el proceso de selección?

Debes organizarte en caso de que la entrevista tan solo sea uno de los pasos en el proceso de selección, además con esa pregunta demuestras interés en el empleo.

4. ¿Necesitan alguna información o certificado adicional sobre mis cualificaciones?

Es la oportunidad que tienes de demostrar tus habilidades adicionales, así que es bueno que ofrezcas la oportunidad de enviarles los certificados de tu preparación para que avalen lo que colocaste en tu CV.

5. ¿Qué posibilidades de ascenso podría tener?

Con este tipo de pregunta demuestras algo más que interés, pues le das a entender que estás comprometido con crecer dentro de la empresa.

6. ¿Puedo entregarle una carta de recomendación?

Con esta pregunta tendrás la oportunidad de ofrecerle a la empresa una misiva en la cual se destaquen tus habilidades.

7. ¿Cuándo finaliza el proceso de selección?

Existen procesos que pueden durar mucho tiempo, si sabes con anticipación el período aproximado, seguro podrás estar más tranquilo sobre tu proceso de selección.

¿Cómo superar una dinámica de grupo?

Cuando decides iniciar un proceso de entrevistas, debes estar preparado para presentar distintas pruebas que te pueden hacer acreedor del cargo, incluyendo dinámicas de grupo.

Antes que nada ¿Para qué se utiliza este método?

La intención es averiguar ciertos aspectos de los candidatos, por ejemplo como las capacidades que tienen de trabajar en equipo, el liderazgo, el saber negociar y persuadir, así como la iniciativa y la proactividad y otros determinantes que solo son posibles en conjunto con otras personas.

Consejos sobre cómo actuar en una entrevista de grupo

No es lo mismo estar a solas con un miembro del equipo de Recursos Humanos que hacer el proceso de selección en una dinámica de grupo, por eso lo mejor es que sigas estos consejos:

Trabajo en equipo

Poder trabajar con varias personas o en equipo es un valor muy importante que le dan los entrevistadores a los candidatos, así que lo mejor es que te olvides que los que están allí contigo son tus enemigos, ellos son tus compañeros y que entre todos se puede encontrar la solución. Asimismo, demuestra siempre que tienes capacidad de liderazgo con tu equipo.

Participa de forma activa

Rara vez es tenido en cuenta aquel candidato que se queda callado y no actúa de manera dinámica, así que habla siempre con criterio, emite tus opiniones y busca que tus compañeros hagan lo mismo.

Se tú mism@

Durante el proceso de selección lo más importante es que en todo momento seas tú, no pretendas ser quien no eres.

La actitud es importante

Cuando se comparte con varias personas en una dinámica, es común no estar de acuerdo con todo, por eso, lo mejor es que demuestres interés en lo que dicen tus compañeros y si no compartes su punto de vista, con argumentos valederos puedes rebatir. Eso sí, siempre manteniendo la compostura, sin agredir y demostrando interés por su posición.

Cosas que debemos evitar en una entrevista grupal

Ya hablamos de lo que debes hacer. Ahora es momento de que sepas lo que no debes hacer, lo que tienes que evitar a toda costa:

Ser inseguro

No cruces los brazos, no te muerdas las uñas, no juegues con tu cabello, ni hagas ningún otro tipo de acción que deje en evidencia tu inseguridad.

No hables sin saber

Si hay algo desagradable es una persona que habla solo por hacerse notar, sin importarle lo que dice, por eso lo mejor es que cuando decidas hablar, lo hagas con argumentos.

No intentes quedar bien con todo el mundo

Debes ser ante todo asertivo.

No olvides que te están observando

No caigas en fatal error de creer que estás en una reunión con tus amigos, aquí serás observado por los entrevistadores que evaluarán tu comportamiento.

No te des importancia volcando el foco de atención en ti

Ciertamente debes demostrar que tu eres el mejor candidato para el puesto que están buscando cubrir, pero no caigas en gracia ni seas petulante queriendo demostrar lo maravilloso que eres.

Aprende a evitar los nervios antes de la entrevista

Por muy profesional que seas y que estés altamente preparado, es más común de lo que crees que los nervios te lleguen a traicionar mientras estés en tu entrevista de trabajo.

Síntomas más comunes por culpa de los nervios

Por supuesto que existen acciones que hacemos si estamos nerviosos. Eso no es solo cuento de las series de detectives y son tan traicioneros que nos pueden hacer quedar mal en el momento menos indicado, así que lo mejor es que te prepares con antelación para no caer preso en las redes de tus nervios.

Hablar rápido

Algunas personas también tartamudean o usan muletillas, para evitarlos, lo mejor es ensayar antes frente a un espejo e intentar hablar en ocasiones frente a un público

Sudores

Totalmente inevitable y la demostración más inequívoca de que existen nervios. Aunque no hay cómo prevenirlos, el truco que te podemos dar es que procures que pasen inadvertidos.

Mirada perdida

No es recomendable desviar la vista a otro lado que no sea la persona que te está hablando, aunque sea difícil por los nervios, debes en todo momento mantenerla la mirada, utilizando pausas y parpadeando de manera natural.

Juguetear con un objeto

Desde morderse las uñas, jugar con el bolígrafo o con el cabello, estas son algunas de las acciones que solemos si estamos nerviosos aunque sea de forma inconsciente. En este caso la manera de evitarlo es ser consciente de los que se está haciendo y practicar posturas que te hagan estar más tranquilo.

¿Cómo actuar en una entrevista?

Después de ser consciente de que existen síntomas o acciones que demuestren nervios y que nos pueden poner en evidencia ante los reclutadores, posteriormente de controlarlos, lo ideal es saber cómo se debe actuar durante una entrevista de trabajo.

La preparación

Elegante pero sobrio, con estilo pero al mismo tiempo con comodidad. De esta manera debes vestirte para acudir a la empresa. Lo ideal es que lo que decidas ponerte, resalte tus atributos de profesional serio y responsable.

La presentación

La sonrisa abre muchas puertas y demostrar que serás feliz de estar allí, seguro será una buena carta de presentación para ti, así que olvídate de todo lo que te esté molestando y disfruta de tu momento confiado en que eres lo que ellos están buscando. El lenguaje no verbal es tan importante como lo que dice tu CV.

La disposición

Sin parecer desesperado, es bueno que le demuestres al entrevistador que deseas formar parte de la compañía, que ya te sientes el empleado que han estado buscando. Procura en todo momento sentarte de manera derecha, relajarte, juntar las manos, estar confiado de ti mismo, evita mostrar los nervios, no lleves nunca las manos al bolsillo y si estás sentado, cruza los dedos de tus manos y pósalos sobre tus piernas.

Controla la conversación

Confía ti, sin ser arrogante, no digas cosas que te puedan perjudicar, ni tampoco digas cosas que no puedas argumentar o que sean inapropiadas para la ocasión. No seas imprudente ni hagas preguntas absurdas.

Cosas que NO debes decir en una entrevista de trabajo

La preparación para este proceso ya va en buenos pasos. Ya te hemos orientado en lo que debes decir y cómo debes actuar, pero ahora es momento de que sepas lo que NO debes decir por ningún motivo durante una entrevista de trabajo

Intenta no hablar mal de nadie y menos de un trabajo anterior

Lo peor es una persona desagradecida, desleal y hasta problemática. Un entrevistador que busca a alguien que forme parte de su empresa, lo que menos quiere es encontrarse con una persona así, por esa razón, lo mejor es que procures ser prudente y precavido con lo que vas a decir. Si te llegan a preguntar por qué saliste de tu anterior empleo, una frase que te puede ayudar es: “la compañía ya no se ajustaba a mis planes, yo deseo crecer más y tener mejoras como profesional”, u otra que vaya en ese estilo.

Decir mentiras

Es lo peor que puedes hacer y corres el riesgo de que la persona que se está intersando en tu candidatura se dé cuenta del falso testimonio y pierdas una gran oportunidad. Si mientes en tus habilidades y destrezas, cuando toque el momento de demostrar lo que sabes y no encaje con tu CV, seguro quedarás muy mal. Trata de que todo esté enfocado a tus habilidades y destrezas.

Críticas a otros compañeros

Similar al primer consejo, tienes que evitar a toda costa quedar en buena imagen con el entrevistador criticando a otro compañero, eso te puede hacer perder la oportunidad de empleo. Tienes que demostrar tu compañerismo y liderazgo, no hagas caer en desgracia a otros por tener tu gloria.

Yo, yo, yo y yo

Nada peor que el egocentrismo, así que evítalo, está bien que hables de tus habilidades, tus destrezas y tus atributos, pero no exageres, no fuerces los límites. Preséntate como una persona que debe ser elegida ya que así como quieres, también le puedes dar mucho a la compañía.

No conviertas las virtudes en defectos

Cuando te pidan hablar de tus debilidades o defectos, no las nombres como tal o la quieras hacer ver como una virtud, lo mejor es que hables de tus puntos débiles. Sé sincero, y si prefieres, puedes evitar los defectos que estén relacionados con el cargo.

Preguntar sobre la remuneración y/o las vacaciones que vas a tener

¿No has comenzado y ya quieres vacaciones? Esta bien que estas son al menos dos de las preguntas que pueden rondar tu mente, pero espera al menos a estar en el siguiente paso del proceso de selección, en el cual seguramente, si quedas seleccionado, te hablarán con más detalles de los beneficios del cargo.

No tengo ninguna pregunta

Tampoco es que hagas una pregunta absurda, aunque te haya quedado todo claro, recuerdas las 7 preguntas que te recomendamos hacer en una entrevista de trabajo que te ofrecimos anteriormente. No demuestres poco interés en la oferta de empleo o en la compañía, siempre es bueno querer conocer un poco más.

Las claves para destacar en una entrevista

Lo principal es que te destaques como el candidato que están buscando para ocupar ese puesto. Debes ser un excelente vendedor de tu imagen, tus habilidades y destrezas. Sabemos que no es tarea fácil, pero a continuación te ofrecemos algunas claves para destacar:

Valórate y aprende a promocionarte

Definitivamente no hay quien te venda mejor que tú mismo (excepto tu madre, pero ella no es la entrevistada) así que lo mejor es que antes de este proceso te tomes un momento para autoanalizarte y enfocarte en tus puntos fuertes, en tus conocimientos, tus habilidades y en lo que le puedes ofrecer a la compañía como empleado.

Conoce a la empresa

Ya te lo habíamos mencionado anteriormente. Antes de acudir a esta cita es importante que averigües sobre la empresa, conozcas su organigrama, sus procedimientos e incluso cómo está posicionada. Solo de esta manera podrás estar a tono con tu entrevistado y te dará una gran ventaja sobre los demás candidatos.

Explota tu marca personal

Tú eres tu mejor carta de presentación, destaca siempre qué te hace diferente a los demás candidatos, debes ser consciente de que tú eres mejor que los demás y para eso lo mejor es que te estudies como individuo y profesional.  No es un secreto que hoy en día existe mucha competencia y que es difícil destacar, pero con una buena preparación, seguro que podrás sobresalir.

Adáptate

Siempre han dicho que el ser humano es el único animal capaz de adaptarse a las circunstancias, así que es momento de manifestar que eres capaz de ser flexible en cuanto a las ciertas condiciones laborales que seguro que presentarán, como por ejemplo, una mente amplia, la posibilidad de cumplir nuevos horarios e incluso de movilizarte a otras zonas. Todas las opciones estarán puestas sobre la mesa de conversación, quedará en ti demostrar que eres el candidato que están buscando y que eres capaz de adaptarte.

Muéstrate positivo

Ante todo, la buena disposición y el ser positivo son algunos de los atributos que buscan las compañías en sus empleados, así que demuestra que eres un candidato optimista en todo momento y deja fuera de la entrevista todo lo malo y negativo, tanto a nivel profesional como personal.

Cuida tu lenguaje no verbal

Una de las claves para destacar es ser educado, tener una presentación profesional. Los gestos, la presencia, la manera de comportarse es fundamental en este momento, así que evita a toda costa los nervios y mantente sereno y seguro.

Ten en cuenta el atuendo

El uso de vestimenta sobria, accesorios (en el caso de mujeres) pocos llamativos, colores que sean clásicos, son algunos de los aspectos que pueden ser evaluados en una entrevista de trabajo. Recuerda que en ese momento toda la atención se torna sobre ti, no solo tus habilidades y destrezas, también en tu presencia.

Muéstrate seguro y con confianza

No permitas que los nervios se te noten. Solo debes tener confianza en ti mismo y por supuesto demostrarlo al entrevistador. Tómate tu tiempo para responder las preguntas que te hacen, realiza pausas, pero ante todo, demuestra que eres tú el candidato que están buscando.

No te vayas por las ramas

O en otras palabras, no desvíes la conversación en ningún momento, debes ser conciso y preciso, no es necesario ser muy específico respecto a tus experiencias, concéntrate nada más en tus habilidades y destrezas.

Envía una carta de agradecimiento

Siempre una carta agradeciendo al reclutador el tiempo que se tomó para atenderte, es una demostración que te importa la compañía y tus posibles futuros compañeros.

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Ya hemos andado un largo camino explicándote lo que debes hacer en una entrevista de trabajo, pero ha llegado el momento de hablar de la vestimenta. Es tan importante como tus habilidades y destrezas, y como no va a serlo si es tu mejor carta de presentación. Aquí te daremos los mejores consejos sobre cómo vestir ante esta cita.

Investiga la cultura de la empresa y su código de vestuario

De ser posible, debes investigar cómo es la indumentaria del personal de la compañía. Si tienes algún conocido, genial, de lo contrario te puedes acercar a las oficinas y observar a la hora de la salida cómo van vestidos los empleados.

Los colores de las prendas deben ser neutros

No uses colores llamativos que desvíen la atención, nada de colores como rojos, amarillos o naranjas, siempre la sobriedad debe estar presente, colores como negro, azul, blanco o tonos pasteles, son los más indicados.

Utiliza ropa con la que te sientas cómod@

No es ser quien no eres, es ser tú pero de manera profesional, aunque en casa te guste andar en jeans y camisetas, en una entrevista debes ser un poco más formal.

Los hombres deben utilizar camisa en vez de camiseta

Por muy informal que pueda ser la cita y aunque no requiera usar un traje, lo mejor es que en el caso del hombre deje en casa las camisetas o polos y se ponga una camisa.

Comprueba que los zapatos estén completamente limpios

Es posible que te observen de los pies a la cabeza, así que es bueno que tus zapatos estén acordes para la ocasión. Lo ideal es usar zapatos cerrados en vez de sandalias y en el caso de las mujeres, de llevar faldas, lo recomendable es que usen medias.

Evita llevar demasiadas joyas

Cuanto más minimalista mejor. No se trata de una pasarela, es una entrevista de trabajo, así que debes ser lo más sobria posible, y si eres de las personas que tienes un piercing en un lugar muy visible, lo mejor es que ese día lo dejes en casa.

Las mujeres no deben exagerar con el maquillaje

Nada como la frescura y la sencillez. No es ir a una fiesta, se trata de buscar empleo. Así que utiliza un maquillaje sencillo, de preferencia no uses un perfume fuerte y no te presentes con uñas pintadas en colores llamativos.

Los hombres deben ir afeitados y bien peinados

Aunque hoy la moda es que los hombres tenga barba, lo mejor es que esté en buenas condiciones, muy bien cuadrada y arreglada, de lo contrario lo mejor es que los hombres vayan bien afeitados y por supuesto peinados acorde con la ocasión.

Ropa perfectamente planchada

Tu presentación debe ser pulcra, no solo es cuestión de llevarla muy bien planchada, también muy limpia, no uses ropa que tenga manchas o esté rota.

No puede faltar una cartera o un bolso no demasiado grande

Una mujer tiene más presencia si lleva un bolso o cartera, eso demuestra elegancia y presencia.

Lleva siempre 2 o 3 planillas de tu currículum vitae

En algunas ocasiones durante una entrevista de trabajo hay más de un entrevistador, es por eso siempre ir muy bien preparado, que lleves dos o tres planillas te ayuda a que durante la duración de la misma, tus evaluadores puedan tener toda tu información sin necesidad de esperar que otros lo lean primero. Es que, como dicen, un precavido vale por dos.

Más Consejos para Encontrar Trabajo:

Cómo preparar una entrevista de trabajo
5 (100%) 1 vote[s]