Saltar al contenido
Trabajar.pro

Cómo actuar en una entrevista de trabajo grupal, según especialista

Cómo actuar en una entrevista de trabajo grupal, según especialista 1

Si estás en pleno proceso de búsqueda de empleo, es muy probable que pronto tengas que enfrentarte a una entrevista de trabajo grupal, cuyo objetivo es que los reclutadores conozcan tus habilidades de trabajo en equipo.

Un auténtico desafío en el que podemos ayudarte, pues este post está destinado a que sepas en qué consiste una entrevista grupal, cómo ir vestido y otros consejos para superarla con éxito. ¿Aceptas el reto?

Primero, ¿Qué son las  entrevistas en grupo?

La entrevista grupal es un primer proceso de selección que suelen usar las empresas cuando tienen un buen número de candidatos para un mismo puesto de trabajo. ¿Su objetivo? Realizar una criba bastante más rápida y económica.

Cómo actuar en una entrevista de trabajo grupal, según especialista 2

¿Qué buscan los reclutadores en las entrevistas colectivas?

Lo primero que desea detectar un reclutador en una entrevista colectiva es que optas a un puesto con el que te sientes identificado, es decir, que el puesto es ideal para ti y no es uno más al que has optado.

El reclutador necesita captar es que  te hayas “vendido” tan bien para el puesto de trabajo que, una vez finalizado el proceso selectivo, se muestre convencido de tener un/a finalista que presentar al departamento o empresa pertinente.

Quizás estés pensando que, llegado el momento, los nervios pueden jugarte una mala pasada. No es fácil demostrar seguridad en ti mismo, pero debes intentarlo a toda costa, ya que será el dato que marque la diferencia entre que el entrevistador deposite o no su confianza en ti.

Por esta razón, los 8 valores que la empresa quiere encontrar en un candidato son:

  1. Confianza. Ten la certeza de que eres la persona idónea para ocupar el puesto, pero también para adaptarte a la política de la empresa. Haz valer tu versatilidad y la empresa creerá en tus posibilidades para cubrir sus necesidades actuales y futuras. Procura que, en ningún caso, pequeñas divergencias o dudas entre tu comunicación verbal y no verbal hagan saltar las alarmas del reclutador.
  2. Actitud positiva. Las empresas buscan personas involucradas y positivas. Acude a la entrevista de trabajo con una sonrisa y demuestra que ese es el trabajo que verdaderamente quieres así como que conoces la empresa y que tienes interés en informarte sobre el puesto. Manda un mail de agradecimiento por la entrevista…En definitiva, toma cada entrevista grupal tan en serio como si fuera la última ¡y quizás tu deseo se convierta en realidad!
  3. Profesionalidad. Las empresas se afanan en encontrar auténticos profesionales de su campo. Esgrime tus mejores armas: utiliza un lenguaje técnico, directo, positivo y relacionado con el vocabulario del sector. Una buena idea es buscar las palabras clave en la web de la empresa. Seguir noticias y blogs del sector para estar al día también puede servirte de gran ayuda.
  4. Buena presencia.  Saber cómo ir vestido a una entrevista de grupo es primordial. Vístete en consonancia al puesto de trabajo al que hayas presentado tu candidatura. En un trabajo formal, debes vestir de traje. En un empleo más creativo, echa mano de un outfit business casual.
  5. Puntualidad. Haz tuyo ese dicho inglés que viene a decir que “llegar antes de la hora equivale a ser puntual, mientras que llegar a la hora equivale a hacerlo tarde”. Si sigues esta regla contarás con la ventaja de hablar un poco con los reclutadores en un contexto menos formal.
  6. Creatividad: ¡Todas las ideas son pocas! Una vez hayas investigado con anterioridad sobre la empresa y su cultura laboral, piensa en qué ideas puedes aportar para servir de ayuda al logro de sus objetivos o promover más negocio para la misma.
  7. Interés por huir de lo convencional. Haz valer lo que te hace especial. Si te preguntan qué sueles hacer los fines de semana, no des una respuesta convencional como pasear o ir al cine. Busca algo que pienses que te hará destacar sobre el resto, pero sin caer en la extravagancia.
  8. Capacidad de trabajo en equipo. Hemos dejado para el final lo más importante: saber trabajar en equipo. Una actitud respetuosa y tolerante hacia tus compañeros es un primer indicativo de que sabes hacerlo. Demuestra interés por sus aportaciones y no hagas críticas destructivas.
Cómo actuar en una entrevista de trabajo grupal, según especialista 3

¿Qué tipos de dinámicas existen?

De un tiempo a esta parte, las empresas están apostando por un nuevo método de selección de talento que se está haciendo muy popular: la dinámica de grupo. Saber cómo afrontarla es básico. ¡Ahí van sus claves!

La dinámica de grupo consiste en una práctica en la que varios candidatos al puesto se reúnen con la intención de resolver una cuestión o problema que el entrevistador plantea. El tiempo estimado para su resolución es de entre 30 y 60 minutos. Cada participante deberá mostrar sus puntos de vista al respecto y finalmente habrán de llegar a una solución en grupo consensuada.

Durante el transcurso de la actividad serán valorados aspectos como el modo de comunicar, el lenguaje corporal, la creatividad, la habilidad en la toma de decisiones  o la capacidad de dialogar, de escuchar, de persuadir o de cooperar en equipo.

Entre las ventajas de la dinámica de grupo sobresale la de permitir la exposición de las aptitudes y competencias de cada persona ante determinados supuestos característicos del trabajo en equipo, así como el grado de sinceridad, respeto, educación y empatía mostrado hacia los compañeros.

Piensa que es una manera perfecta de conocer la actitud, el talento y la conducta de los candidatos, pues permite dejar al descubierto su perfil y cómo se desenvuelven a la hora de trabajar en grupo.

Al final de estas dinámicas, el entrevistador va a conocer la personalidad, detectará las habilidades y observará cómo razonan todas las personas que participen en el proceso de selección, decidiendo cuál de ellas es la ideal para el perfil buscado.

A día de hoy, contar con un buen currículum es importante, pero no es un factor decisivo, siempre que se cumplan los requisitos exigidos para el puesto. En cuanto a la actitud, sí es decisiva. Por este motivo, las empresas realizan diversas dinámicas de grupo, cada una de las cuales con un objetivo diferente pero todas ellas destinadas a dar con el la persona idónea para el puesto ofertado. ¡Ahí van sus principales modalidades!

Brainstorming

La famosa “lluvia de estrellas” es una técnica grupal para el fomento de la imaginación en la que los candidatos han de mostrar su creatividad. Permite la formulación de numerosas ideas con total libertad, espontaneidad y originalidad sobre una cuestión específica planteada.

Para que te pongas en situación, esta práctica consiste en reunir a entre 4 y 6 personas, cada una de las cuales presenta y aborda un aspecto de la temática escogida. Tras la exposición de cada punto de vista, se le da al resto de participantes la oportunidad de completar la información, enriqueciendo los conocimientos del grupo.

Finalmente, se abre un turno de preguntas para dar respuesta a los aspectos que no se hayan aclarado y el entrevistador pide a cada uno de los candidatos que haga un resumen de las ideas más destacadas. Se valoran sobre todo la claridad en la exposición y la capacidad para hablar en público.

Debate

Esta práctica consiste en reunir a 2 o más personas para abordar un tema desde posiciones enfrentadas. Los candidatos conocen con anterioridad cuál ha de ser su postura, si a favor o en contra. Partiendo de esa premisa, deben defender sus argumentos con claridad y concisión. Se valoran sobre todo la capacidad de análisis y la persuasión.

Rol Playing

El “juego de roles” es un método en el que el entrevistador propone un escenario imaginario que atraviesa un momento de crisis. Cada candidato tiene que afrontar el problema en consonancia con un rol que le habrá sido asignado previamente, tomando decisiones relevantes para el grupo.

Permite el conocimiento de las reacciones de los participantes ante ciertas situaciones. Se valoran sobre todo la capacidad de adaptación, de persuasión y las habilidades sociales.

In basket

La última de las dinámicas que os presentamos coloca a los candidatos ante una situación cotidiana de las muchas que pueden darse en el puesto de trabajo al que optan. Dicha situación deberá ser afrontada mediante su experiencia y conocimientos.

Se trata de una estupenda oportunidad para demostrar la capacidad analítica y la trayectoria profesional. Se valoran sobre todo la capacidad de organización y de toma de decisiones.

Principales roles en las dinámicas grupales

¿Te estás planteando cómo superar una entrevista grupal y deseas conocer sus principales roles? ¡Ahí te los dejamos!

Opinante

El que expresa su opinión oportunamente.

Elaborador

El que ofrece explicaciones a través de ejemplos e hipótesis sobre cómo podría desarrollarse una idea.

Coordinador

El que relaciona las ideas, tratando de reunirlas y unificando criterios.

Orientador

El que define la posición del grupo en función de sus objetivos y teniendo presente lo sucedido.

Evaluador

El que juzga tanto la situación del grupo como la forma en que tal situación se ha desarrollado.

Estimulador

El que elogia las ideas de los demás.

Conciliador

El que opta por mediar entre posiciones enfrentadas.

Individualista

El que tiene el propósito de alcanzar el logro individual, pese a estar en grupo.

Agresor

El que continuamente expresa desaprobación hacia las ideas del resto.

Obstructor

El que aporta la nota de negatividad e impide el óptimo ritmo del proceso.

Consejos para superar con éxito una entrevista de grupo

Ya hemos aludido a que una de las mejores maneras de cómo prepararse para una entrevista colectiva pasa por conocer las distintas dinámicas de grupo que, junto con la entrevista telefónica, constituyen ejemplos de la mejora cualitativa que están experimentando los procesos de selección.

No en vano, las dinámicas de grupo son el paso previo a las entrevistas personales y se consideran recursos complementarios que permiten conocer qué candidato se ajusta al perfil que las empresas buscan.

Esto se traduce en  que superar un proceso de selección entraña cada día una mayor complejidad. Los entrevistadores requieren recopilar ingente información de los candidatos, en aras de poder tomar la decisión más adecuada.

Por tal razón, conocer cómo actuar en una dinámica de grupo es fundamental  para que puedas demostrar cuál es tu potencial y afrontar el proceso con el mayor número de posibilidades de éxito posible. Decídete a ser un candidato sin competencia. ¿Cómo? ¡Tomando buena nota de estos consejos!

La naturalidad es tu punto fuerte

Muéstrate al natural, tal y como eres, libre de artificios. Ten en cuenta que si tratas de aparentar un comportamiento que no es el que te corresponde únicamente lograrás perjudicarte. La espontaneidad permitirá conocerte de modo real.

Argumenta tus ideas

Cuenta hasta 10 antes de responder. No se trata de que digas todo aquello que se te viene a la cabeza. Reflexiona y haz tus comentarios coherentemente, tú eres quien decide cuándo participar, aportando valor en tus intervenciones. Opina con criterio, análisis y determinación. ¡Haz de tu capacidad de persuasión tu mejor aliada!

Saca el máximo partido a tu creatividad

Tus planteamientos han de contar con argumento, pero también deben estar dotados de notas de innovación y creatividad. Para ello es básico que muestres una actitud relajada y tranquila, en la que los nervios no tengan ocasión de apoderarse de ti.

Tu imagen es tu carta de presentación

Haz tuya la máxima de que “la primera impresión es la que cuenta” y estudia al máximo todos los detalles relacionados con tu imagen, Cuida tu postura corporal, tu estado de ánimo y tu tono de voz. Muestra ilusión por participar en la dinámica de grupo y ganas de colaborar. ¡Y sobre todo gestiona bien tus emociones!

Respeta a tus compañeros

Una actitud respetuosa con tus compañeros te hará ganar puntos ante el entrevistador. Escucha al resto de participantes de una forma activa, mostrando interés. Cuando intervengas, no manifiestes hostilidad hacia los demás compañeros. ¡Son tus rivales, pero no tus enemigos!

El lenguaje no verbal, en el punto de mira de los reclutadores

A la hora de cómo hacer una buena entrevista grupal es crucial lo que dices, pero también la forma en la que lo dices. Es más, este último aspecto en ocasiones es decisivo. Presta al lenguaje no verbal la importancia que merece y controla lo que tus gestos expresan desde el comienzo hasta el final de la entrevista.

Participa de forma activa, escucha a los demás y llámalos por su nombre

Haz caso a la sabiduría popular y no subestimes el dicho de que “en el punto medio está la virtud”. Tan perjudicial es hablar demasiado como no hablar, si deseas salir triunfante de tu entrevista en grupo. Respeta el turno de palabra de los demás participantes y escúchalos atentamente.

Otro de los aspectos valorados por los reclutadores en las intervenciones de las dinámicas de grupo es que hagas el esfuerzo de memorizar el nombre de los otros candidatos y te dirijas a ellos de manera personalizada. Este gesto implica interés y, al mismo tiempo, respeto por el prójimo.

Aptitudes más valoradas: liderazgo, control emocional o nivel cultural

El curso de una entrevista de trabajo en grupo da lugar a múltiples situaciones en las que tendrás que echar mano de tu arsenal de puntos fuertes: la capacidad de liderazgo, el control emocional, la iniciativa, el nivel cultural o la capacidad de persuasión y resolución de conflictos son algunas de las aptitudes que los reclutadores valoran de un modo especial, según el Servicio de Orientación Profesional para Trabajadores (OPTA), perteneciente al sindicato UGT.

Prepara la entrevista y evita contratiempos

La empresa debería comunicarte que vas a enfrentarte a una dinámica de grupo antes de acudir a la entrevista, pero no siempre ocurre así. En ocasiones no informan a los candidatos con la debida antelación. Si esto ocurre, mantén la calma, acéptalo con naturalidad y prepárate para dejar ver tus cualidades.

En el caso de que tengas constancia previamente de que vas a acudir a una entrevista en grupo, puedes prepararla con antelación, aunque nunca podrás hacerlo al 100% pues te falta información relativa a la temática que van a plantearte y al equipo con el que tendrás que trabajar. Sin embargo, podrás desarrollar una serie de comportamientos positivos como:

  • El control de los tiempos de la dinámica
  • La orientación al grupo al objetivo planeado
  • El refuerzo de las ideas de los compañeros, aunque tu opinión sea contraria
  • La alimentación o “feedback” de las ideas de los demás

Hasta aquí todo lo que queríamos contarte sobre cómo preparar una entrevista grupal. Esperamos haberte servido de ayuda y que salgas triunfante de la próxima. ¡Suerte!